29.4 C
Venezuela
jueves, enero 20, 2022

POPULAR

Clasificados: Ofertas, solicitud de empleos, alquileres, documentos extraviados y más

Recuerda que puedes enviar tu solicitu u oferta de empleo, alquileres, documentos extraviados y más Esta empresa esta buscando...
More

    ÚLTIMAS PUBLICACIONES

    Clasificados: Ofertas, solicitud de empleos, alquileres, documentos extraviados y más

    Recuerda que puedes enviar tu solicitu u oferta de empleo, alquileres, documentos extraviados y más Esta empresa esta buscando...

    La próxima semana los autotest en Argentina podrán comprarse en las farmacias y costarán más de 1500 $

    aunque va a tener el registro en el Sistema Nacional de Vigilancia "no va a ser apto para viajar por ahora porque se está pidiendo PCR"

    Recomendaciones ante alerta de posibles fuertes tormentas y caída de granizo en CABA

    El Gobierno porteño aconseja tomar las siguientes precauciones, ante el alerta emitido por el Servicio Meteorológico Nacional por probabilidad de tormentas fuertes...

    “Fue el instinto, acá no nos cuida nadie”: Comerciante que lanzó la reja, rompió el silencio

    Daniel es el nombre del comerciante en San Vicente que le lanzó la reja de su negocio a unos delincuentes que se...

    «La negrita de barlovento se presenta en la gran gala en Tokio»

    Andreína Pacheco-. Con estas palabras la lanzadora de bala venezolana Ahymara Espinoza anunció su presencia en los Juegos Olímpicos de Tokio, los segundos consecutivos en su carrera deportiva. Y los cuales representan el cierre de un difícil ciclo para la atleta oriunda de San José de Barlovento.

    El esperado debut de Ahymara en Tokio llegó este viernes 30 de julio. 17.17m fue su mejor lanzamiento y no alcanzó estar en la final de impulso de bala femenina. «Estoy aquí representando a mi país. Me siento satisfecha de haber estado aquí. Me siento campeona, me siento ganadora, porque pasé por muchas circunstancias y el hecho de estar aquí es algo que me motiva y me llena. No salieron los resultados como quería, pero nada, a seguir luchando y mejorando», dijo Espinoza una vez terminada la competencia.

    «Me toca ser entrenadora, gestora, planificadora, utilera, psicóloga, pero aquí estoy. Yo misma me doy ánimo, ¡vamos a seguir!»

    Antes de asistir a la justa olímpica la agencia de noticias AP realizó un trabajo sobre las penurias que tuvo que atravesar la deportista en medio de su preparación para asistir al evento deportivo mas importante del mundo.

    Espinoza practica el lanzamiento de bala desde los 11 años, edad a la que se enamoró del atletismo. Los retos han sido mucho desde entonces, pero lo vivido entre 2020 y 2021 ha sido lo más duro de su carrera deportiva.

    La suspensión de muchos torneos por un lado y la falta de fondos por el otro, la obligaron en septiembre pasado a interrumpir su preparación en Eslovenia. Al volver a Venezuela, no recibió apoyo alguno para continuar su preparación, por lo que se vio forzada a entrenar por cuenta propia.

    “Lamentablemente, no sé qué pasó; no he contado con ese apoyo», dijo Espinoza a The Associated Press.

    Durante los últimos nueve meses, la atleta de 36 años entrenó en solitario en un campo de beisbol abandonado en su natal Barlovento. “Un atleta de alto nivel no trabaja en las condiciones que yo trabajo. Hace falta ese equipo multidisciplinario para trabajar y lograr el objetivo que es ganar”, dijo.

    En su anterior ciclo para participar en Río 2016, entrenó desde un año antes en Eslovenia. En contraste “ahora fue más difícil por la pandemia, porque no tengo el apoyo, porque estoy entrenando sola”, acotó la ganadora de la medalla de oro en los Juegos Bolivarianos de 2013 en Perú y medallista de plata en los Juegos Sudamericanos de 2018 en Cochabamba.

    Como otros deportistas venezolanos, Espinoza tuvo que realizar otros oficios para su manuntención.

    Su sueldo como profesora de educación física ronda los 12 millones de bolívares al mes (3,74 dólares) y un par de becas como atleta suman apenas otros 10 millones de bolívares (3,12 dólares), que son insuficientes para cubrir necesidades básicas.

    En Venezuela, sumida en un sexto año de recesión y una inflación de cuatro dígitos, los salarios se fijan en bolívares y los precios tienen como referencia su valor en dólares. Un litro de aceite de maíz, por ejemplo, cuesta 3,73 dólares.

    Para paliar el déficit en sus ingresos, tuvo que “revender” licor para conseguir dinero extra, cuando “la pandemia estaba fuerte y las licorerías estaban cerradas“ por la cuarentena impuesta cuando en marzo de 2020 fueron detectados los primeros casos de COVID-19 en el país.

    También usa su vehículo como taxi, incluso cuando debe vencer “el miedo” de ir a lugares donde galopa la delincuencia.

    Su caso no es una excepción. Rubén Limardo, el esgrimista venezolano que se alzó con el oro en la espada individual en los Juegos Olímpicos de Londres y que también participó en Tokio, reveló en noviembre del año pasado que se tuvo que emplear como repartidor de comida en bicicleta para una plataforma en línea en Polonia debido a la pandemia y la crisis en su país.

    “A veces la gente juzga” severamente cuando un deportista no logra ganar una medalla, “pero no saben el trasfondo, lo que un atleta pasa” para conquistar sus sueños, manifestó Espinoza.

    Con información de www.apnews.com

    Latest Posts

    Clasificados: Ofertas, solicitud de empleos, alquileres, documentos extraviados y más

    Recuerda que puedes enviar tu solicitu u oferta de empleo, alquileres, documentos extraviados y más Esta empresa esta buscando...

    La próxima semana los autotest en Argentina podrán comprarse en las farmacias y costarán más de 1500 $

    aunque va a tener el registro en el Sistema Nacional de Vigilancia "no va a ser apto para viajar por ahora porque se está pidiendo PCR"

    Recomendaciones ante alerta de posibles fuertes tormentas y caída de granizo en CABA

    El Gobierno porteño aconseja tomar las siguientes precauciones, ante el alerta emitido por el Servicio Meteorológico Nacional por probabilidad de tormentas fuertes...

    “Fue el instinto, acá no nos cuida nadie”: Comerciante que lanzó la reja, rompió el silencio

    Daniel es el nombre del comerciante en San Vicente que le lanzó la reja de su negocio a unos delincuentes que se...

    Publicidad