11.4 C
Argentina
viernes, agosto 12, 2022

POPULAR

El concurso de Miss Universo permitirá que madres y embarazadas compitan

El concurso de belleza Miss Universo permitirá que las mujeres que estén embarazadas o que hayan sido madres puedan competir en...

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

El concurso de Miss Universo permitirá que madres y embarazadas compitan

El concurso de belleza Miss Universo permitirá que las mujeres que estén embarazadas o que hayan sido madres puedan competir en...

A 100 días del mundial Doha espera a los hinchas con la red de subterráneos más moderna del planeta

Las tres líneas del subterráneo de Doha (164 kilómetros) unen los ocho estadios donde se disputarán los 64 partidos del Mundial, Durante poco menos de un mes, el millón y medio de turistas que se prevé llegarán a Qatar tendrá al Metro como el medio de transporte por excelencia. Mientras se espera ese aluvión, hoy los vagones circulan casi vacíos.

Capturado hombre que asesinó a su suegra en la Fría en Táchira

Funcionarios de la Delegación Municipal La Fría, logran la ubicación y detención de Axel Diaruby Pérez Mejía (34), por cegarle la vida a su suegra, Fani Marisol López (50) y golpear a su pareja embarazada.

Johnson & Johnson ha anunciado que suspenderá la venta mundial de talco para bebés para este 2023

La medida se implementará dos años después de hacerlo en EEUU y Canadá. Desde 2018 la empresa se ha enfrentado a denuncias sobre uso de componentes cancerígenos en el artículo

¿Cebollita o montañero? Cómo vestir a los niños para la escuela durante el invierno

La ola po­lar se sien­te co­mo nun­ca en las es­cue­las, don­de a cau­sa del pro­to­co­lo del Co­vid-19, de­be ase­gu­rar­se la cir­cu­la­ción de ai­re den­tro de las au­las, y las ven­ta­nas y puer­tas de­ben que­dar abier­tas. La se­ma­na pa­sa­da, Sol Pe­ña, de 6 años, alum­na de una es­cue­la de Vi­lla Cres­po, le di­jo a su ma­dre que le cos­ta­ba es­cri­bir, por­que le do­lían los de­dos del frío. Otro día, vol­vió con do­lor de es­tó­ma­go. Por eso, su ma­dre de­ci­dió abri­gar­la más: me­dias de ny­lon, cal­za, sué­ter, cam­pe­ra… ca­pa so­bre ca­pa ba­jo el uni­for­me. Co­mo una ce­bo­lla.


“El pro­ble­ma es que ca­si no po­día mo­ver­se”, di­ce Cla­ra, la ma­dre de Sol. “En­ton­ces, fui a una ca­sa de ro­pa pa­ra nie­ve y les pre­gun­té có­mo de­be­rían ves­tir­se pa­ra no sen­tir tan­to el frío”, cuen­ta. “Aho­ra no le pon­go tan­tas co­sas, sino las que ya te­nía, pe­ro eli­jo so­lo las que man­tie­nen el ca­lor del cuer­po. Apar­te, la man­do con una man­ti­ta de po­lar por si sien­te frío en las pier­nas”, com­ple­ta.


La ne­ce­si­dad de man­te­ner ven­ti­la­dos los am­bien­tes ge­ne­ró al­gu­nas con­fu­sio­nes en los co­le­gios y, en es­tos días, tan­to el Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción por­te­ño co­mo la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Cul­tu­ra y Edu­ca­ción bo­nae­ren­se re­cor­da­ron las me­di­das que se de­ben adop­tar. In­clu­so en la Ciu­dad alen­ta­ron con una no­ta a los pa­dres pa­ra que los chi­cos lle­ven man­tas a las au­las. En la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, apun­ta­ron que si una es­cue­la no tie­ne ca­le­fac­ción o gas, co­mo ocu­rre en mu­chos es­ta­ble­ci­mien­tos, que las cla­ses sean re­mo­tas.

Las bufanda y los guantes, siempre son importante para los niños, especialmente si hay mucho viento


Es­to ge­ne­ró cier­ta con­tro­ver­sia en el chat de la agru­pa­ción Pa­dres Or­ga­ni­za­dos, quie­nes re­cor­da­ron que el pro­to­co­lo es­ta­ble­ce que so­lo es ne­ce­sa­rio la aper­tu­ra de dos ven­ta­nas cru­za­das, y que al­can­za con abrir unos po­cos cen­tí­me­tros. “Las es­cue­las no tie­nen que te­ner las ven­ta­nas abier­tas to­do el tiem­po. Se su­gie­re abrir las ven­ta­nas ca­da 15 o 20 mi­nu­tos du­ran­te un pe­río­do de en­tre 2 y 5 mi­nu­tos. Ade­más, es po­si­ble usar el sis­te­ma de ca­le­fac­ción ha­bi­tual siem­pre que ha­ya su­mi­nis­tro de ai­re ex­te­rior. Es­to es lo que di­ce el plan ju­ris­dic­cio­nal de la pro­vin­cia”, se­ña­la Joa­quín Gar­del, coor­di­na­dor de Pa­dres Or­ga­ni­za­dos de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res.


Ma­rio El­mo, miem­bro de la So­cie­dad Ar­gen­ti­na de Pe­dia­tría y vi­ce­de­cano del De­par­ta­men­to de Cien­cias de la Sa­lud de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de La Ma­tan­za, afir­ma que, pa­ra ga­ran­ti­zar un am­bien­te se­gu­ro pa­ra los chi­cos, al­can­za con abrir 10 o 15 cen­tí­me­tros de dos ven­ta­nas cru­za­das: “La cir­cu­la­ción de ai­re de­be ser a la al­tu­ra de las ca­be­zas de los chi­cos. No sir­ve en es­te ca­so abrir ven­ta­nas al­tas, por­que no cum­ple el pro­pó­si­to, ya que las par­tí­cu­las si­guen flo­tan­do en torno a las per­so­nas”.


“Pe­ro es­to no sig­ni­fi­ca que ha­ya que des­aten­der la ca­le­fac­ción del au­la, que de­be se­guir en­cen­di­da. Ade­más, los chi­cos tie­nen que ir ves­ti­dos pa­ra re­sis­tir el frío y po­der mo­ver­se. Y los do­cen­tes tie­nen que es­tar muy aten­tos a que sus alum­nos no es­tén en­tran­do en hi­po­ter­mia. Por­que si hay me­nos de 10°C den­tro del au­la, el pro­ce­so cog­ni­ti­vo es muy di­fí­cil, por­que el cuer­po en­tra en mo­do su­per­vi­ven­cia”, di­ce.

“El frío no en­fer­ma”

Ce­les­te Ce­lano, je­fa del De­par­ta­men­to de Pe­dia­tría de la Clí­ni­ca Mo­de­lo de Ca­se­ros, plan­tea: “El pro­ble­ma má­xi­mo del frío es que, al sen­tir­lo, los chi­cos no pue­dan con­cen­trar­se y pres­tar aten­ción. No es que se va­yan a en­fer­mar por las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras. Por­que en es­te tiem­po más que nun­ca se de­mos­tró que el frío no en­fer­ma ni los gér­me­nes se pro­pa­gan en el frío, sino en am­bien­tes ce­rra­dos. Es­to es un apren­di­za­je que de­be­ría que­dar pa­ra más ade­lan­te: am­bien­tes me­jor ven­ti­la­dos y con me­nos con­cen­tra­ción de per­so­nas se tra­du­cen en me­nos con­ta­gios de gri­pe. Es­te año tu­vi­mos muy po­ca bron­quio­li­tis y es por es­to”, se­ña­la.


El pro­ble­ma, ex­pli­can los es­pe­cia­lis­tas, es que las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras son enemi­gas del apren­di­za­je. Y pa­ra ello, hay va­rias co­sas por ha­cer: la vie­ja mo­da­li­dad de ves­tir a los chi­cos en ca­pas, co­mo ce­bo­llas, no es tan efec­ti­va, si no se sa­be qué po­ner arri­ba y qué aba­jo. Ade­más, se ge­ne­ra mu­cho vo­lu­men y no se sien­ten có­mo­dos y no se pue­den mo­ver.

Recomiendan el uso de ropa térmica, de manera que no los niños no lleven tanto peso encima


“No sir­ve la ce­bo­lli­ta, sino las ca­pas que man­ten­gan la tem­pe­ra­tu­ra cor­po­ral. Ha­brá quie­nes dis­pon­gan de ro­pa tér­mi­ca pa­ra per­ma­ne­cer en el ex­te­rior, co­mo la que se usa en la nie­ve. Pe­ro se pue­de apli­car la mis­ma ló­gi­ca pa­ra abri­gar a los chi­cos con me­nos pren­das, pe­ro de for­ma más efec­ti­va”, in­di­ca Ce­lano.

Ella re­co­mien­da ves­tir a los chi­cos de la si­guien­te ma­ne­ra:

Pri­me­ra ca­pa: se­gun­da piel con ca­mi­se­ta y cal­za tér­mi­ca. Pue­de ser de al­go­dón más una pren­da sin­té­ti­ca

Se­gun­da ca­pa: po­lar o pu­ló­ver más pren­da ais­lan­te, co­mo cam­pe­ra del uni­for­me u otra.

Ter­ce­ra ca­pa: una cam­pe­ra de plu­ma o gua­ta que sea im­permea­ble.

Co­mo fi­nal. Guan­tes, cue­llo de po­lar y go­rro evi­tan la pér­di­da de ca­lor en las ho­ras quie­tas.

Man­ta o fra­za­da en la mo­chi­la. Pa­ra po­ner­se so­bre las pier­nas en las ho­ras que es­tán muy quie­tos.

La pri­me­ra ca­pa, aque­lla que ro­dea al cuer­po, es ideal que sea tér­mi­ca. “Hoy exis­ten ca­mi­se­tas y cal­zas o cal­zon­ci­llos tér­mi­cos. Una pren­da tér­mi­ca es aque­lla que tie­ne ‘fel­pi­ta’ por den­tro y ma­te­rial sin­té­ti­co por fue­ra. Pe­ro si no se pue­de re­em­pla­zar por una pren­da de al­go­dón. Las me­dias de ny­lon o la­na ca­lien­tan, pe­ro ge­ne­ran mu­cha fric­ción e irri­tan si se po­nen ba­jo un pan­ta­lón”, di­ce Ce­lano.

Si no se tie­ne pren­das tér­mi­cas, so­bre el al­go­dón, de­be­ría ir una sin­té­ti­ca que pue­de ser fi­ni­ta, pe­ro que va a evi­tar que el ca­lor del cuer­po se es­ca­pe. En­ci­ma pue­de po­ner­se una pren­da de la­na o po­lar. La ven­ta­ja del po­lar es que no fu­ga tem­pe­ra­tu­ra. En cam­bio, la la­na re­que­ri­rá en­ci­ma de una pren­da de ny­lon. La úl­ti­ma ca­pa de­be ser el abri­go: es de­cir la cam­pe­ra de gua­ta o plu­mas. En sín­te­sis, si se dis­po­ne de cal­zas y ca­mi­se­tas tér­mi­cas y un po­lar, es­to al­can­za­rá pa­ra man­te­ner la tem­pe­ra­tu­ra du­ran­te las cla­ses. Con la op­ción de de­jar­se pues­ta la cam­pe­ra o sa­cár­se­la.

“Es bueno que lle­ven go­rri­tos o cue­lli­tos, bue­nas me­dias y guan­tes sin de­dos. Por­que al es­tar quie­tos, el cuer­po prio­ri­za los ór­ga­nos vi­ta­les pa­ra man­te­ner el ca­lor y se en­frían las ex­tre­mi­da­des”, ex­pli­ca Ce­lano.

“Los do­cen­tes tie­nen que es­tar aten­tos a lo que les pa­sa a los chi­cos. Si ven al­gún chi­co dis­traí­do o som­no­lien­to, po­dría ser el frío. Ca­da 20 mi­nu­tos, po­drían in­te­rrum­pir y ha­cer­los ha­cer al­gu­nos mo­vi­mien­tos en el lu­gar, pa­ra in­cre­men­tar el ca­lor que ge­ne­ra el cuer­po. In­clu­so, per­mi­tir­les una pe­que­ña in­ges­ta de al­go ca­ló­ri­co co­mo fru­tos se­cos”, apun­ta El­mo.

“Es fun­da­men­tal que desa­yu­nen an­tes de ir a cla­ses. Que to­men una be­bi­da ca­lien­te y co­man al­go. Lo ideal se­ría un po­co de ave­na con le­che ti­bia. Pe­ro lo que les gus­te es­tá bien. Es­to los va a ayu­dar mu­cho con el frío. Y lle­var­se al­go pa­ra los re­creos tam­bién es ideal”, agre­ga Ce­lano.

Clarín.-

Latest Posts

El concurso de Miss Universo permitirá que madres y embarazadas compitan

El concurso de belleza Miss Universo permitirá que las mujeres que estén embarazadas o que hayan sido madres puedan competir en...

A 100 días del mundial Doha espera a los hinchas con la red de subterráneos más moderna del planeta

Las tres líneas del subterráneo de Doha (164 kilómetros) unen los ocho estadios donde se disputarán los 64 partidos del Mundial, Durante poco menos de un mes, el millón y medio de turistas que se prevé llegarán a Qatar tendrá al Metro como el medio de transporte por excelencia. Mientras se espera ese aluvión, hoy los vagones circulan casi vacíos.

Capturado hombre que asesinó a su suegra en la Fría en Táchira

Funcionarios de la Delegación Municipal La Fría, logran la ubicación y detención de Axel Diaruby Pérez Mejía (34), por cegarle la vida a su suegra, Fani Marisol López (50) y golpear a su pareja embarazada.

Johnson & Johnson ha anunciado que suspenderá la venta mundial de talco para bebés para este 2023

La medida se implementará dos años después de hacerlo en EEUU y Canadá. Desde 2018 la empresa se ha enfrentado a denuncias sobre uso de componentes cancerígenos en el artículo

Publicidad