28.9 C
Venezuela
domingo, julio 25, 2021

POPULAR

Voleibol tropezó en su estreno olímpico ante Japón

El único equipo latino que logró victoria en la jornada inaugural del voleibol en Tokyo 2020 fue Brasil
More

    ÚLTIMAS PUBLICACIONES

    Voleibol tropezó en su estreno olímpico ante Japón

    El único equipo latino que logró victoria en la jornada inaugural del voleibol en Tokyo 2020 fue Brasil

    Remo buscará acceder a las finales en la repesca olímpica

    Venezuela buscará la noche de este sábado acceder a las finales A/B en la fase de repesca

    Orluis Aular: “Logré liderar la carrera por casi cinco horas”

    Es oriundo de Yaracuy es bicampeón en Venezuela

    Alfonso Mestre batió el récord nacional de los 400m libres en Tokyo 2020

    El atleta más joven de la delegación nacional, Alfonso Mestre, batió la mañana de este 24 de julio el récord venezolano de...

    La supervivencia del arte en medio de la pandemia

    Karla Quintana.- Durante más de tres décadas, la academia Candy Jazz ha sido un lugar donde niños, niñas, adolescentes y adultos tienen la oportunidad de instruirse profesionalmente en danzas como flamenco, el ballet clásico, jazz dance, hip- hop, tap, entre otros, y divertirse mientras lo hacen.

    Candy Jazz fue fundada en Los Corales, Caraballeda, en Venezuela en la década de los 80, y desde entonces, se ha posicionado como un instituto orientado a la excelencia. Actualmente, se encuentra en Davie, condado de Broward, Florida en Estados Unidos. 

    Las fundadoras de Candy Jazz, Candy Machado, María Mercedes Barbella y Clemen Machado, directora artística e instructora de jazz, tap y de ballet, directora ejecutiva y productora, asistente de dirección, coreógrafa e instructora de jazz, respectivamente, comparten sus reflexiones acerca del periodo de confinamiento y cómo les ha afectado.

    Machado, explicó que en agosto de 2014 tomaron la decisión de trasladar la academia a Estados Unidos, porque consideraban que la situación económico-social en Venezuela no era apropiada. “No sentíamos progreso, trasladar la academia significaba una esperanza para salir adelante, y fue un proceso muy doloroso”, aseveró.

    Por su parte, Barbella indicó que “Pensábamos llevar dos academias en paralelo, una en Venezuela otra en Estados Unidos, pero el instituto en Venezuela se veía afectado por la crisis económica y la delincuencia. Cada vez cerrábamos la academia más temprano y llegó un punto en que no era rentable seguir en nuestro país.” 

    Confiesan que el proceso de transición de la academia hacia USA en los primeros años no fue fácil. Adaptarse a un nuevo país, entender un nuevo idioma y una nueva cultura, fue un periodo de adaptación y de constante “ensayo y error”. “Es volver a aprender, para adaptarte al sitio en donde estas para dar lo mejor de ti y enaltecer nuestra labor”, aseveraron Candy y Clemen.

    Luego de más de cinco años, Candy Jazz goza de una receptividad extraordinaria, los alumnos se han adaptado al concepto de familiaridad con valores y principios que maneja la academia. Para Barbella, no solo las fundadoras aprendieron en el proceso, sino que las personas que asisten al instituto entienden que más allá de ser un negocio, son una familia que marca una diferencia. 

    Como sucedió con muchos otros establecimientos comerciales, Candy Jazz, como consecuencia del COVID-19, debió cerrar sus puertas y adaptarse a una cuarentena, que afectó significativamente su funcionamiento, puesto que la academia se rige por el calendario escolar.

    No obstante, al igual que pasó en el resto del mundo, utilizaron ese tiempo para idear una nueva estrategia que les permitiera mantenerse operativas, y las clases online, fueron la respuesta. 

    “No ha sido fácil mantenernos online. En las mañanas, los alumnos reciben sus clases escolares y por la tarde las clases de danza, lo que significa que los estudiantes pasan todo el día conectados a una computadora, por lo que tuvimos que idear alternativas para hacer las clases más didácticas que mantuvieran el interés de los alumnos y no se perdiera la enseñanza.” 

    Para julio de 2020, el número de alumnos disminuyó dramáticamente. Sin embargo, ese mismo mes, pudieron abrir sus puertas nuevamente, con un solo salón a disposición y siguiendo todas las normas de bioseguridad. 

    Pero aún a pesar de regresar a las clases presenciales, Candy Jazz estaba en una situación crítica, por lo que en una publicación en su cuenta oficial de Instagram @candyjazzfl, informaron su preocupación por perder la academia y el futuro de su alumnado. El Instagram TV obtuvo 6.718 views y 78 comentarios. 

    “Es importante que las personas sepan nuestra realidad. No todo son sonrisas. Ahora mismo estamos en una especie de duelo y necesitamos toda la ayuda posible para seguir adelante.” Informó la directora artística.

    Posteriormente, en otra publicación, expresaron su agradecimiento por el apoyo recibido e indicaron que requieren la afluencia de alumnado para poder mantener sus puertas abiertas. Además, comentaron acerca de la apertura de un GoFundMe para que, quien así lo decidiera, hiciera un aporte en pro de la academia.

    “Tener fe y seguir adelante es lo que nos impulsa cada día, aparte de todo el cariño que hemos recibido de parte de profesores, alumnos, ex alumnos y becados”, finalizó Candy Machado.

    Instagram: @candyjazzfl

    Website: https://www.candyjazzfl.com/ 

    Latest Posts

    Voleibol tropezó en su estreno olímpico ante Japón

    El único equipo latino que logró victoria en la jornada inaugural del voleibol en Tokyo 2020 fue Brasil

    Remo buscará acceder a las finales en la repesca olímpica

    Venezuela buscará la noche de este sábado acceder a las finales A/B en la fase de repesca

    Orluis Aular: “Logré liderar la carrera por casi cinco horas”

    Es oriundo de Yaracuy es bicampeón en Venezuela

    Alfonso Mestre batió el récord nacional de los 400m libres en Tokyo 2020

    El atleta más joven de la delegación nacional, Alfonso Mestre, batió la mañana de este 24 de julio el récord venezolano de...

    Publicidad