25.7 C
Venezuela
lunes, marzo 1, 2021

POPULAR

Nueva Ministra de Salud en Argentina se contagió de coronavirus

La flamante ministra de salud de Argentina, Carla Vizzotti, anunció a través de sus redes sociales que dio positivo para coronavirus. Cabe...
More

    ÚLTIMAS PUBLICACIONES

    Nueva Ministra de Salud en Argentina se contagió de coronavirus

    La flamante ministra de salud de Argentina, Carla Vizzotti, anunció a través de sus redes sociales que dio positivo para coronavirus. Cabe...

    Persisten las protestas en Portuguesa hasta que se haga justicia por las víctimas de violación y feminicidio

    En Turén y en Guanare alzaron la voz y esperan celeridad en ambos casos

    Robaron a un delivery, lo tumbaron y le fracturaron la pierna, ahora necesita ayuda

    Le colocaron un yeso para estabilizarlo hasta que hayan quirófanos disponibles para su intervención quirúrgica

    208 reclusos murieron en calabozos policiales ubicados en 19 estados de Venezuela durante 2020

    La principal causa de muerte de la población reclusa detenida en las comisarías fueron las enfermedades con un total de 143 muertes. En segundo lugar, encontramos las muertes por fugas, 42 ó 20,19 % del total. Estas muertes están básicamente relacionadas al proceso de recaptura que los funcionarios siempre refieren como enfrentamiento

    Desnutrición se apodera de los barrios vulnerables de Venezuela

    Obe, es un joven venezolano de 22 años que tiene un peso de un niño de nueve, tan sólo 25 kilogramos. Su vida es el reflejo de miles de hogares que viven en pobreza extrema en Venezuela, un sector que ocupa el 79,3% de la población, según la Encuesta Condiciones de Vida (ENCOVI). Al igual que muchas familias su alimentación se basa en unos pocos alimentos, casi todos carbohidratos y granos y en cantidades tan reducidas que no le aportan a su organismo los nutrientes requeridos para mantenerse saludable.

    Roberson Abel López Marín es su nombre real, su familia lo llama «Obe». Presenta desde hace un mes síntomas graves por su condición de desnutrición crónica. Dejó de tener fuerza para caminar, ha perdido la consciencia y se mantiene encorvado boca abajo en una cama día y noche, delirando. Su columna vertebral se le marca entre la piel, y su cara, brazos y piernas se asemejan a las imágenes de la población africana más pobre que sufre por el hambre.

    Su madre Margarita Marín lo asea, le da de comer, lo carga y le reza al oído. Contó que «Obe», fue diagnosticado con déficit cognitivo cuando era un niño, y es paciente epiléptico. En los últimos meses las convulsiones han sido cada vez más seguidas y aunque lo han trasladado a ambulatorios y hospitales para que lo estabilicen, sus padres aseguran que en ningún centro de salud le dan ingreso. La excusa es la pandemia, la falta de especialistas, escasez de medicamentos o alimentos.

    «Lo que más nos preocupa es que todo lo que come lo defeca al instante, porque tiene una diarrea que no se le quita. Los médicos cuando lo ven no le brindan atención, algunos nos dicen que un paciente que necesite proteínas no puede ser hospitalizado, porque los centros de salud no la están dando», contó Roberto López, su padre, un comerciante informal de 49 años, que quedó desempleado hace tres años.https://googleads.g.doubleclick.net/pagead/ads?guci=2.2.0.0.2.2.0.0&client=ca-pub-2899854620889508&output=html&h=280&adk=600487774&adf=3825219843&pi=t.aa~a.3163632262~i.6~rp.4&w=622&fwrn=4&fwrnh=100&lmt=1605133974&num_ads=1&rafmt=1&armr=3&sem=mc&pwprc=8627506485&psa=1&ad_type=text_image&format=622×280&url=https%3A%2F%2Fwww.laprensalara.com.ve%2Fnota%2F23940%2F2020%2F11%2Fdesnutricion-acecha-con-fuerza-los-barrios-de-barquisimeto&flash=0&fwr=0&pra=3&rh=156&rw=621&rpe=1&resp_fmts=3&wgl=1&fa=27&adsid=ChEIgLSu_QUQs-W6v8Wc39PzARJMAKzbwNNkVfs4g4TLrguyFSqxFsLhb0WksUDdy55v-lGjhRF9_xagvxQ39OP9fnZhupgKPbRHTnjTgtRno0Sojxs0SBiW0aZ4frtKzg&tt_state=W3siaXNzdWVyT3JpZ2luIjoiaHR0cHM6Ly9hZHNlcnZpY2UuZ29vZ2xlLmNvbSIsInN0YXRlIjowfSx7Imlzc3Vlck9yaWdpbiI6Imh0dHBzOi8vYXR0ZXN0YXRpb24uYW5kcm9pZC5jb20iLCJzdGF0ZSI6MH1d&dt=1605133974340&bpp=3&bdt=788&idt=-M&shv=r20201104&cbv=r20190131&ptt=9&saldr=aa&abxe=1&cookie=ID%3De907286aac518cc7-22dd383fc1b300d7%3AT%3D1605133941%3ART%3D1605133941%3AS%3DALNI_MZL8Lj5oaVkzvYufvirBIWomkl1qQ&prev_fmts=0x0&nras=2&correlator=3689964712506&frm=20&pv=1&ga_vid=1029832844.1605010652&ga_sid=1605133974&ga_hid=1779914662&ga_fc=0&iag=0&icsg=4503548087665663&dssz=47&mdo=0&mso=0&u_tz=-180&u_his=4&u_java=0&u_h=1120&u_w=1792&u_ah=1120&u_aw=1792&u_cd=30&u_nplug=3&u_nmime=4&adx=522&ady=1630&biw=1777&bih=952&scr_x=0&scr_y=0&eid=21066922%2C21068084%2C21068108&oid=3&pvsid=3755978094166457&pem=263&ref=https%3A%2F%2Fwww.laprensalara.com.ve%2Fnota%2F23940%2F2020%2F11%2Fdesnutricion-acecha-con-fuerza-los-barrios-de-barquisimeto&rx=0&eae=0&fc=1408&brdim=0%2C0%2C0%2C0%2C1792%2C0%2C1792%2C1120%2C1792%2C952&vis=1&rsz=%7C%7Cs%7C&abl=NS&fu=8320&bc=31&ifi=1&uci=a!1&btvi=1&fsb=1&xpc=DOq1HTET1Q&p=https%3A//www.laprensalara.com.ve&dtd=18

    Relató que trabajaba como gandolero en la Procter And Gamble, y que desde que lo liquidaron los ingresos los obtiene vendiendo orégano en los mercados populares de Caracas, que cultiva en el patio de su casa. Afirma que sobrevive con menos de 30 dólares al mes, aunque según el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), en octubre se requerían 165 dólares para adquirir la canasta alimentaria.

    «Trato de viajar una vez al mes, y por la escasez de gasolina es cada vez más difícil. Pido cola y con lo que vendo, puedo comprar algo de harina, pasta, arroz y frijol chino», comenta. A su cargo no solamente está su hijo que es paciente crónico, también una adolescente de 11 años, un nieto de 4 años, y su esposa de 46. Todos están en inseguridad alimentaria, y presentan malnutrición.

    Afirmó que ha cargado al muchacho hasta el Hospital Luis Gómez López, el Hospital Central y el Pastor Oropeza, sin lograr que lo internen. En un Barrio Adentro de Tamaca, las dos doctoras que lo atendieron le fueron claras: «Su hijo necesita es tratamiento y comer carne, verduras y frutas para estabilizarse», comentó. Una dieta imposible de pagar para una familia con tanta necesidad.

    La Prensa de Lara.-

    Latest Posts

    Nueva Ministra de Salud en Argentina se contagió de coronavirus

    La flamante ministra de salud de Argentina, Carla Vizzotti, anunció a través de sus redes sociales que dio positivo para coronavirus. Cabe...

    Persisten las protestas en Portuguesa hasta que se haga justicia por las víctimas de violación y feminicidio

    En Turén y en Guanare alzaron la voz y esperan celeridad en ambos casos

    Robaron a un delivery, lo tumbaron y le fracturaron la pierna, ahora necesita ayuda

    Le colocaron un yeso para estabilizarlo hasta que hayan quirófanos disponibles para su intervención quirúrgica

    208 reclusos murieron en calabozos policiales ubicados en 19 estados de Venezuela durante 2020

    La principal causa de muerte de la población reclusa detenida en las comisarías fueron las enfermedades con un total de 143 muertes. En segundo lugar, encontramos las muertes por fugas, 42 ó 20,19 % del total. Estas muertes están básicamente relacionadas al proceso de recaptura que los funcionarios siempre refieren como enfrentamiento

    Publicidad